La tarta de queso, la conocida tarta de queso, tiene su origen en la antigua Grecia. Evidentemente, con el tiempo (¡miles de años!), La tarta de queso ha sufrido modificaciones, cuyo resultado es esa espectacular crema rematada con mermeladas de fresa o frutos rojos. La tarta de queso original fue considerada en Grecia una poderosa fuente de energía, y fue el alimento de los atletas durante los primeros Juegos Olímpicos, en el 776 a. C. El queso se tritura y se calienta en una olla de cobre con harina y miel, se deja enfriar y se consume.

Los romanos, cuando conquistaron Grecia, también conquistaron la receta de la tarta de queso, incluyeron huevo y lo hornearon entre ladrillos calientes, sirviendo este manjar en ocasiones muy especiales. Atravesó los siglos medievales y finalmente llegó a Norteamérica durante el siglo XVIII, de la mano de los primeros pobladores europeos, pero la incorporación del queso crema, tal como lo conocemos hoy, se debió a un quesero de Nueva York, que intenta reproducir una variedad de quesos franceses.

Por tanto, podríamos decir que el queso crema fue una casualidad, una de esas maravillas que suceden por casualidad, y dieron lugar a la conocida forma de hacer tarta de queso: el estilo neoyorquino. Hay innumerables cafés y restaurantes en esta ciudad que lo hacen, y por eso hoy os presentamos esta tarta de queso al más puro estilo neoyorquino.

Ingredientes:

  • 140 gramos de galletas digestivas
  • 80 gramos de mantequilla sin sal
  • 1 kilo de queso crema
  • 20 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 200 gramos de azucar
  • 200 gramos de crême fraîche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 huevos L
  • Fresas y mermelada de fresa
  • 500 ml de nata para montar
  • Azúcar glas al gusto
  • Cómo preparar una tarta de queso:

    1. Precalentar el Horno a 200 ° C.
    2. Aplastar las galletas e incorporar la mantequilla derretida, mezclar bien.
    3. Forrar un molde con la masa y hornear 10 minutos.
    4. En el vaso de la licuadora llevar el queso crema a temperatura ambiente. Añade el harina y sal y batir con la paleta plana hasta obtener una textura cremosa.
    5. Incorporar el azúcar, crema fresca y vainilla.
    6. Batir 3 minutos a velocidad media y agrega los huevos uno por uno.
    7. Vierta la mezcla en el molde, bajar la temperatura a 150 ° y hornear durante 70 minutos.
    8. Apaga el horno abre levemente la puerta y deja enfriar el bizcocho por una hora.
    9. Una vez frío, ir a la nevera y dejar un mínimo de 6 horas o toda la noche.Tarta de queso

    Acompaña esta deliciosa tarta de queso neoyorquina con crema batida, una porción de mermelada de fresa y rodajas de fresa, y disfruta.

    Receta de Cheesecake o tarta de queso al más puro estilo Nueva York