Para reuniones con amigos o con invitados en casa, necesitamos aperitivos ricos y rápidos para servir. Hoy traemos la receta perfecta para esos casos, las tostadas de bacalao gratinadas y confitadas. Es difícil creer que una preparación tan simple sea tan deliciosa. No solo es ideal como aperitivo, también lo podemos preparar para un desayuno o una cena rápida. El bacalao es un ingrediente estrella en las comidas, es garantía de una preparación increíble.

El bacalao es un pescado blanco que se encuentra en aguas frías, principalmente en Noruega. Destaca por su aporte en proteínas de alto valor biológico. También en ácido Omega 3, necesario para controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Es bajo en calorías y grasas, por lo que se recomienda para personas con obesidad y deportistas.

Favorece el sistema nervioso gracias a su contenido en potasio. Es rico en otros minerales como fósforo o zinc. Realmente es un pescado muy recomendable para que todos puedan comer en casa, incluidos los más pequeños. En el caso de estos, los niños, se trata de ofrecerles recetas atractivas y con un punto divertido para ellos, como el brindis que les presentamos a continuación.

Ingredientes:

  • 1 lomo de 200 gramos de bacalao desalado
  • 1 calabacín
  • 1 diente de ajo
  • 2 rebanadas de pan blanco
  • 200 mililitros de aceite de girasol
  • 200 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 50 mililitros de leche entera
  • Cómo preparar tostadas de bacalao gratinadas y confitadas:

    1. Lavamos bien el bacalao.Bacalao
    2. Agregamos aceite de oliva en una sartén y calentamos. Reducimos el fuego y confitamos el lomo de bacalao unos 20 minutos.. Esta técnica se utiliza para evitar perder el jugo del interior.
    3. Pasados ​​los 20 minutos, retira de la sartén y reserva.
    4. Lavamos el calabacín y lo cortamos en varias rodajas. Colocamos en la misma sartén y salteamos por ambos lados. Añadimos un punto de sal y reservamos.
    5. Tostamos las rebanadas de pan hasta que empiecen a dorarse, pero sin excedernos a nosotros mismos. Nosotros reservamos.
    6. Precalentamos el horno a 180º
    7. Preparamos una salsa alioli. Trituramos el ajo y lo mezclamos con la leche. Sin dejar de remover, agregamos el aceite de girasol. Estará listo cuando tengamos una textura como la mayonesa. Ponemos al punto de sal.
    8. Desmenuzamos el bacalao.
    9. Preparamos una bandeja con papel vegetal y colocamos las tostadas. Sobre ellos ponemos unas rodajas de calabacín y un poco de bacalao.
    10. Luego con la ayuda de una manga añadimos un poco de alioli.
    11. Horneamos hasta que la salsa esté dorada, pero con mucho cuidado de no quemar, es necesario controlar bien la temperatura. Servimos calientes.

    Ahora que ya sabes cómo preparar esta rica tostada de bacalao gratinada y confitada, no dudes en ofrecérsela a tus invitados. Será una de tus recetas favoritas para cenar o para un delicioso aperitivo en casa.

    Tosta de bacalao gratinado y confitado