El guiso de calabaza es una de esas recetas que no puede faltar en la cocina occidental. Desde Estados Unidos, a España y pasando por Latinoamérica, esta comida es la protagonista de la mesa familiar. Las abuelas siempre tienen su propia preparación, incorporando diferentes acompañamientos, verduras y dándole un toque propio. Dependiendo de las combinaciones, este producto natural puede adquirir un sabor más o menos dulce.

El guiso de calabaza es muy sencillo y su versión más tradicional no implica freír. De hecho, una forma popular de hacerlo es cocinar todos los ingredientes, triturarlos e incorporar el aceite casi al final de la cocción. Lo mejor de este plato es que su preparación está muy simplificada. Lo único importante es saber en qué orden añadir cada ingrediente y durante cuánto tiempo seguir cocinando.

El guiso de calabaza implica el consumo de una amplia variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes.. Este alimento por sí solo aporta vitamina A, C, ácidos grasos, potasio y fibra. Al incorporar el resto de sus ingredientes, la mezcla se complementa y es mucho más sustanciosa. Cabe destacar que las calabazas son frutas y no verduras, lo que explica su riqueza nutricional. A continuación, te mostraremos cómo se prepara de la forma tradicional … ¡Presta atención!

Ingredientes:

  • 250 gramos de calabaza
  • 400 gramos de garbanzos
  • 1 papa
  • ½ tomate
  • ½ cebolla
  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 3 dientes de ajo
  • 40 mililitros de salsa de tomate concentrada
  • Pimentón dulce
  • Jengibre en polvo
  • 700 mililitros de agua
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Cómo preparar un guiso de calabaza tradicional:

    1. Limpiar y cortar la calabaza en trozos medianos.Ingredientes, calabaza
    2. Calentar en una olla grande hasta que hierva.
    3. Agrega la cebolla, el tomate, los pimientos y el ajo al agua..
    4. Agregue la salsa de tomate concentrada y cocine a fuego alto durante cinco minutos.
    5. Retire las verduras del agua, tritúrelas y devuélvalas a la olla..
    6. Pelar, picar y añadir las patatas a la olla con el resto de ingredientes. Cocine durante 12 minutos a fuego alto.
    7. Agrega la calabaza a la olla y sigue cocinando durante 20 minutos hasta que se ablande..
    8. Incorporar dos cucharadas pequeñas de pimentón dulce, la mitad de jengibre y un poco de perejil.
    9. Llevar el conjunto al punto de sal.
    10. Vierta una cucharada de aceite de oliva y los garbanzos, cocinando durante unos siete minutos más.

    Una vez añadidos los garbanzos, es necesario asegurarse de que la cocción no dure demasiado. Una vez listo el guiso, es recomendable servirlo caliente.

    Guiso de calabaza: receta de la abuela