Cuando tenemos un perro como mascota, debemos prestar tanta atención a su salud física como a su salud mental. Está claro que cualquier animal necesita una buena alimentación y una serie de cuidados para crecer sano y fuerte, pero no debemos olvidar la importancia del cariño para que el perro sea feliz. En los últimos años, los veterinarios han advertido del aumento de perros que padecen estrés crónico e incluso depresión, y eso es precisamente lo que debemos evitar.

La rutina es clave

Los perros son animales de costumbres, por lo que debemos mantener una rutina con nuestra mascota. Todo debe estar perfectamente planificado y con un horario establecido: comer, bañarse, salir a pasear … También es importante que te eduquemos para que tu comportamiento sea ejemplar y sepa cuáles son las reglas.

El perro necesita hacer ejercicio

Todos los perros necesitan hacer ejercicio, aunque dependiendo de su raza, edad y salud, pueden requerirlo en mayor o menor medida. Idealmente, una vez al día llevamos al perro a un parque donde podamos soltarlo del arnés para que funcione y descargue toda la energía. En casa también podemos planificar sesiones de juego para estimularlo física y mentalmente a la vez que fortalecemos nuestro vínculo con el animal.

La importancia de un sitio seguro

No olvides que los perros necesitan un espacio en el que se sientan cómodos y seguros. Hay perros a los que no les gusta la llegada de extraños a casa, por lo que cuando llegan invitados, se recomienda que nuestra mascota tiene su lugar para refugiarse.

El tiempo de descanso es fundamental

Los perros no son niños, por lo que no necesitan estar haciendo algo todo el tiempo. No tienen que estar ocupados con actividades durante todo el día y también necesitan su tiempo libre. Los perros en la edad adulta duermen entre 12 y 14 horas, mientras que los cachorros pueden dormir hasta 18 horas. No lo hacen seguidos, sino de noche y con pequeñas siestas a lo largo del día.

La dieta debe ser equilibrada

Y finalmente, de la misma forma que nos pasa a los humanos, La dieta del perro debe ser sana y equilibrada.. No es recomendable alimentar al animal con restos de nuestra comida, pero debemos proporcionarle una alimentación adecuada.

Si ponemos en práctica estos consejos y le damos a nuestro perro todos los amor y afecto, seguro que la hacemos muy feliz.

5 consejos clave para que el perro sea feliz