Se acerca el verano y todos queremos desconectar de la rutina e irnos de vacaciones. Por supuesto que queremos hacerlo acompañados de nuestra mascota y, por suerte, cada vez son más los alojamientos que permiten mascotas. Ahora bien, para que todo salga bien (y nunca mejor dicho) es importante que tengamos claros una serie de consejos a la hora de viajar con el perro en coche.

Educación y salud

La educación del animal juega un papel fundamental. Como es lógico, si hemos acostumbrado al perro a viajar en coche con nosotros desde cachorro, todo será mucho más fácil. De lo contrario, la falta de hábito podría generar un gran estrés para el animal. La período de socialización Debe comenzar con viajes cortos, aumentando gradualmente la distancia.

La salud del animal es la más importante de todas. Antes de salir de viaje conviene Lleva el perro al veterinario para un chequeo. El calendario de vacunación debe estar actualizado y el chip de identificación es obligatorio.

Preparación

Tenemos que preparar el viaje con anticipación. Tenemos que traer suficiente comida para los días que vamos a pasar fuera de casa, así como para sus juguetes o golosinas habituales. El objetivo es que el perro se sienta cómodo incluso cuando esté fuera de su entorno habitual.

Viaje

¡El momento de la verdad ha llegado! Está prohibido que el perro ande suelto en el coche. Además de la multa, que asciende a 100 euros, es muy peligrosa para la seguridad tanto de personas como de animales. Tengo tres opciones para llevar a nuestra mascota.

Por un lado, un arnés que se ajusta al cinturón de seguridad, de modo que el perro quede retenido en uno de los asientos traseros. Los collares no son una buena idea porque no sostienen todo el cuerpo del animal.

Por otro lado, la rejilla divisoria, que debe ser rígida. En este caso, el perro debe viajar en la parte trasera para un perro de raza pequeña. Y finalmente, el método más seguro de todos: el transportador.

Durante el viaje la ventilación es muy importante, especialmente en los meses de verano. Tienes que hacer paradas cada dos horas para descansar. Seguro que la mascota lo aprecia porque así puede liberarse un poco y hacer sus necesidades. En la carretera podemos encontrar algunas zonas de descanso con zona para mascotas.

Los mejores consejos para viajar con el perro en coche este verano