“Convertí mi tabla de planchar en un escritorio”

Foto del autor

By Tubazo

Melissa Fleming es jefa de comunicaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR). Con la pandemia, ha tenido que mudarse a casa para teletrabajar y ha descubierto una forma infalible de cumplir con sus obligaciones profesionales. En busca de un escritorio que encajara en su apartamento, descubrió una herramienta capaz de cumplir con todas sus expectativas, la tabla de planchar. Ocupa poco espacio, es fácil de transportar a cualquier rincón de la casa y puede adaptar la altura de la mesa a cualquier silla.

La tabla de planchar convertida en un escritorio que triunfa en las redes sociales

los ha llegado la revolución en el mundo del teletrabajo de la mano de Melissa Fleming. Con su traje, su peinado y maquillaje, pero descalza, esta jefa de comunicaciones de ACNUR nos muestra cómo trabaja. La pandemia no ha parado el día a día de esta mujer que ha dado un nuevo uso a la tabla de planchar.

Como explica en su Instagram: “Convertí mi tabla de planchar en un escritorio. Se puede colocar en cualquier lugar del apartamento, cambiando el fondo para diferentes perspectivas y paisajes y permitiéndome ajustar la altura para obtener la mejor luz y ángulo de cámara. También puedo escapar con él a una habitación diferente cuando los tres que vivimos aquí necesitamos un espacio de trabajo tranquilo y separado. «

Quizás tu publicación haya cambiado muchos personas que viven en espacios reducidos han tenido que adaptarse a una situación difícil. El teletrabajo nos ha obligado a crear oficinas desde cero, en rincones escondidos de la casa o directamente en un rincón del sofá con el portátil intentando hacer malabares.

Los comentarios son prueba del éxito de esta foto. en el que Melissa teletrabaja feliz con su tabla de planchar. Es consciente de que en estos tiempos ahorrar costes y adecuar los espacios puede convertirse en lo que toda familia necesita. Atrás quedó su oficina en las Naciones Unidas, ahora ve el mundo desde otra perspectiva. Con la computadora en su confiable tabla de planchar y pensando en todos los nuevos desafíos que se avecinan.

Como cualquier madre trabajadora en estos días difíciles, algunos comentarios se refieren a la relativa tranquilidad de su oficina. Esta mujer sin duda habrá abierto los ojos a más de un padre o madre desesperados en busca de un lugar desde donde asentarse en las jornadas de teletrabajo. La idea sorprende hasta que no se prueba.

Haz un café en casa, coloca la tabla de planchar en el salón y tener la computadora portátil en ella, puede ser el comienzo de cualquier día en la oficina en casa. La tabla de planchar ha pasado de ser una herramienta para una tarea que casi a nadie le gusta a convertirse en una oficina de diseño en el corazón de Nueva York. Melina Fleming ha convertido su foto luciendo una tabla de planchar en una publicación viral que está arrasando en Instagram y LinkedIn, su capacidad de adaptación a tiempos de crisis ha traspasado fronteras.

.

“Convertí mi tabla de planchar en un escritorio”