El aislamiento social provoca tristeza y decaimiento, según un estudio

Foto del autor

By Tubazo

La pandemia deja su huella. Uno de cada cinco españoles afirma sentirse triste o deprimido en situaciones de Aislamiento social, de acuerdo con un estudio. Y son mujeres, con un 23,3% que afirma sentirse abrumado por no seguir su vida habitual. ¿Por qué sucede?

Las situaciones de aislamiento social por causa de la pandemia, ya sea porque debemos encerrarnos, salir menos y seguir las restricciones que marca cada comunidad autónoma, no son buenas para nuestra salud mental.

Según un estudio de Aegon, tras las celebraciones navideñas con regalos, gastos, abusos y todo un montaña rusa de emociones estamos agotados al comienzo de un nuevo año lleno de incertidumbres.

Por ello, es importante salvaguardar nuestra salud emocional, con la búsqueda de aquellas herramientas que nos ayuden a lograr una adecuada autoestima y tener una actitud positiva ante la vida.

Esta encuesta refleja que los factores que más influyen en la cuidado del bienestar emocional son positividad (25%) y autoestima (19%), principalmente mujeres que tienen este pensamiento.

Los hombres dan más importancia a la situación económica y laboral (16,1%) y a la relación familiar y social (12,8%) a la hora de tener una buena salud emocional.

Salud emocional por generaciones

Si se analizan las distintas generaciones, los baby boomers dan positividad (32,6%) y relaciones familiares (14,2%) una importancia superior a la media, mientras que la generación Z destaca el valor de la alta autoestima (25,2%) y el control del estrés y / o ansiedad (20,3%) sobre su bienestar emocional.

Mientras que la generación X da una relevancia superior a la media a estado de ánimo (15%) y relaciones sociales (6,2%). Los millennials, por su parte, consideran que la autoestima (22,7%), la situación laboral y económica (19,1%) y el estrés y / o ansiedad (16,5%) son los factores que más influyen en su salud emocional, y la positividad les afecta menos que la media (14,9%)

¿Qué nos hace tener mejor o menos salud emocional?

Los más destacados son los cambios que los ciudadanos están experimentando en situaciones fuera de su rutina desde hace mucho tiempo.

Así, el aislamiento social provoca tristeza y decadencia, y según el estudio, el 34% de los encuestados declara que, en estas situaciones, está más relajado y en paz consigo mismo. Por su parte, el 32% que dispone de más tiempo para conciliar la vida laboral y personal.

El aislamiento social causa tristeza y decadencia, encuentra un estudio

Así, el 22% dice sentir estrés y ansiedad cuando no sigue su rutina y costumbres durante un largo período de tiempo, y el 21% dice sentirse triste o deprimido con más frecuencia.

Diferencias entre hombres y mujeres

Según el sexo, se observa que los hombres aprecian estas situaciones por disponer de más tiempo para conciliar la vida familiar (35,8%), aunque el 23% se aburre con mayor facilidad.

Las mujeres tienen más sentimientos negativos: el 23,3% de las mujeres dicen sentirse abrumadas por no seguir su vida habitual.

Por edades

Si se analiza esta encuesta de salud emocional por edades, los sentimientos negativos en estas situaciones de aislamiento social durante largos períodos afectan a los jóvenes.

Por lo tanto, la El 35,6% de la generación Z y el 27,8% de los millennials admiten sentir estrés y ansiedad. Por su parte, casi el 40% de la generación X enfatiza que tiene más tiempo para reconciliar su vida personal, y los baby boomers se sienten más relajados y en paz consigo mismos.

¿Qué consecuencias trae el aislamiento social?

El aislamiento social que provoca la pandemia, que no es algo buscado ni elegido, sino que llega como una imposición de la crisis que vivimos, provoca toda una serie de reacciones en la ciudadanía y, por supuesto, tiene consecuencias.

El estudio concluye que en aquellos momentos donde empezamos a perder la paciencia y la fe en que la pandemia terminaráEs cuando no debemos olvidar que la situación actual es transitoria, efímera y que pasará, aunque aún no se conoce la fecha exacta.

Cada vez queda menos para que lleguen tiempos mejores, y seguir el resto del camino con autoestima y positividad nos ayudará a alcanzar la meta mentalmente más fuertes que nunca.

De lo contrario, se pueden desarrollar todo tipo de sentimientos psicológicos contradictorios, y las enfermedades mentales pueden agravarse o aparecer cuando nunca han estado relacionadas con ellas.

Entre estos podemos citar el estrés, ansiedad, apatía, tristeza, incertidumbre, nervios, depresión y en el extremo de esto, hablamos de suicidios. Todo esto afecta tanto a los usuarios como a los trabajadores de la salud que atraviesan sus peores momentos psicológicos y deben continuar en su trabajo (en primera línea desde el inicio de la pandemia).

¿Qué debemos hacer para solucionarlo?

  • Técnicas de respiración
  • Meditación
  • Buscar positivismo
  • Invertir en pasatiempos
  • Hacer deporte
  • Busque ayuda profesional cuando sea necesario
  • Formación para ocupar nuestro tiempo para que sea más rentable
  • Descanse y duerma según sea necesario
  • Desconectarse por si el tema de la pandemia nos está afectando demasiado

.

El aislamiento social provoca tristeza y decaimiento, según un estudio