Claves para detectar la vigorexia

Foto del autor

By Tubazo

Cuando hablamos de vigorexia Nos referimos a ese desorden que tiene que ver con la obsesión por la figura y el cuerpo que provoca una distorsión del esquema corporal. Podría estar vinculado a otros problemas como la anorexia, pero no necesariamente, y suele afectar, sobre todo, a aquellas personas que suelen hacer mucho deporte, sobre todo a los hombres de entre 18 y 35 años.

Esto incluye un distorsión del contorno corporal (dismorfobia), pareciendo que realmente no lo son. Para saber si eres vigoréxico debes conocer sus causas y síntomas, entre otros.

¿Se conocen sus causas?

El centro de psicología López de Fez explica que hay varios factores condicionantes de la vigorexia. Así, las principales causas son influencia sociocultural. Pues bien, tienen mucho que ver los cánones de belleza de la sociedad actual, que se basan en la apariencia física, generando ansiedad e inseguridad en las personas en comparación con el estándar establecido.

Si bien también existen condiciones psicológicas. La vigorexia a menudo es causada por un mala canalización del dolor. Una mala asimilación de las emociones negativas puede llevar al paciente a desear una musculatura desproporcionada a modo de armadura.

¿Cuales son los sintomas?

Para saber si tiene este problema, es importante reconocer los síntomas porque pueden decir mucho sobre él. Así, en la web de dietistas nutricionistas, revelan diversos signos como:

Falta de autoestima

Eso puede provocar que desarrollemos esta enfermedad y muchas otras relacionadas con la mente, porque al final es un problema psicológico.

Cómo saber si eres vigoréxic: claves para detectar la vigorexia

Gimnasio en todo momento

Ir al gimnasio constantemente y preocuparse por el físico, sobre todo si somos más o menos musculosos, y tenemos una necesidad urgente de ejercicio.

Sin objetividad para ver el propio cuerpo

Las personas vigorosas tienen la incapacidad de ver su propio cuerpo de manera objetiva, incluso con un cuerpo grande y musculoso, lo que conduce a la insatisfacción corporal.

Sentimientos negativos sobre tu cuerpo.

Desde esta web también informan que suelen existir sentimientos negativos hacia su cuerpo, junto con comportamientos alterados con respecto a la imagen corporal.

Siempre mirando en el espejo

Es un signo más, el hecho de mirarse constantemente al espejo y preocuparse por su físico.

Ansiedad Depresión …

Como resultado de esta enfermedad, a menudo aparecen signos de ansiedad y depresión que pueden desarrollarse aún más con el tiempo.

Consumo de sustancias peligrosas

No siempre, pero en ocasiones puede haber un consumo de sustancias peligrosas para el desarrollo muscular.

Control excesivo de la dieta

De la misma forma que ocurre con las personas que padecen un trastorno alimentario, estas personas suelen tener un control excesivo de su dieta.

Pésese varias veces al día

Otra cosa que suele ser habitual entre los vigoréxicos es pesarse varias veces al día para poder controlar el cuerpo, el peso, lo que hemos comido y cómo se ha sentido al hacer tal ejercicio.

Pensamientos obsesivos

Es normal que estas personas desarrollen diferentes pensamientos obsesivos como resultado de su problema.

Programa de entrenamiento duro

Suelen establecer programas de entrenamiento bastante duros para adelgazar, pero para mantener su masa muscular de la forma que quieren.

¿Cuándo acudir al especialista?

Si tenemos uno o más de los signos anteriores de forma marcada, podemos sufrir este problema y es de vital importancia acudir al médico. Seguro que nos explorará y nos recomendará que vayamos al especialista, que suele ser psicólogo y nutricionistas para establecer una terapia entre ellos.

¿Qué tratamiento es adecuado para la vigorexia?

El tratamiento depende de cada persona y del grado en que tengamos este problema. Normalmente la terapia se realiza con el psicólogo, pues como hemos avanzado es un problema mental y psicológico que hay que tratar.

Cómo saber si eres vigoréxic: claves para detectar la vigorexia

Algunos especialistas suelen comenzar el tratamiento centrándose en Modificación de comportamiento.

Luego está la forma en que comen, a través de un nutricionista para orientar las dietas para que entre en una comida normal y saludable. El entorno de la persona que sufre este problema también es importante, especialmente la familia y los amigos y el gimnasio porque todo gira en torno a él.

Para evitar hacer tanto ejercicio, esto también debe ser controlado por el médico para poder ir Reducir el número de horas que uno hace ejercicio en el gimnasio. o en casa y eso no es nada nuevo.

Consejos

  • Si vemos lo que se está saliendo de las manos con el culto al cuerpo, mejor acudamos a un especialista.
  • Hacer ejercicio es bueno, pero sin exagerar ni exagerar como muchas otras cosas.
  • Esta patología tiene similitudes con la anorexia y la bulimia porque se relaciona con el cuerpo y la forma en que lo vemos sin que sea realmente real.
  • Debemos conocer los síntomas para saber si este problema nos afecta por completo.
  • Reconocer que tenemos un problema y queremos sanar.

.

Claves para detectar la vigorexia