Cómo se detecta la presencia de petróleo

Foto del autor

By Tubazo

El examen es la fase relacionada con la detección de presencia de aceite. Integra técnicas ancestrales con las más modernas, en métodos de trabajo que permiten resolver el problema de búsqueda y recuperación de hidrocarburos. La localización de depósitos de sedimentos terrestres o marinos implica analizar la corteza terrestre. Al estudiarlo, se descubrió que está formado por capas de rocas que se depositaron en la «superficie original», que es el granito. La geología es una de las ciencias más utilizadas en estos estudios. Las ramas de la estratigrafía, palinología, sedimentología, paleontología, petrografía, mineralogía, geomorfología y estructura son las más aplicadas en esta fase.

Las rocas que forman las capas de la tierra son de tres tipos. Magmático o eruptivo (granito), sedimentario como arcillas, arenas, areniscas. Por último, rocas metamórficas como pizarras. Entre estos estratos y sus pliegues se encuentran, a diferentes profundidades, espacios llamados trampas, lugares que pueden albergar una gran variedad de hidrocarburos. Aceite derramado

Que es la exploración petrolera

Consiste en ubicar una trampa que favorezca la acumulación de aceite. Esto permite realizar un levantamiento que facilita el reconocimiento de la presencia de hidrocarburos en los estratos. En general, la exploración geofísica y geoquímica utiliza sondeos gravimétricos, magnéticos, sísmicos, de reconocimiento y otros.

Etapas de exploración para detectar la presencia de petróleo

La fase exploratoria se compone de tres etapas. Primero: identificación de áreas que tengan características que favorezcan la existencia de hidrocarburos. Aquí procedemos a lo que se llama una búsqueda estratigráfica. Las facies están determinadas. Es decir, las características de un conjunto de estratos que lo diferencian de los demás. El objetivo es reconocer la naturaleza de las facies favorables para fijar su posición en la serie sedimentaria.

A esto le sigue la detección de trampas utilizando métodos geofísicos de alta tecnología como la sísmica tridimensional. Mediante estudios estructurales, el objetivo es determinar la geometría de las trampas con la mayor precisión posible.. Finalmente, se llega a la verificación de la acumulación y para ello se realiza la perforación.

Métodos de exploración geofísica

Con el Método Magnético se registran las variaciones locales del campo magnético. Así se obtiene información valiosa como la profundidad a la que se encuentran, el sótano y la presencia de agua subterránea. Fue desarrollado por el matemático Karl Friedrich Gauss en 1831. Este método se utiliza para detectar estructuras, fallas e intrusiones.

El Método Gravimétrico mide las variaciones de la fuerza gravitacional en relación con las densidades de las rocas.. Estas medidas permiten conocer las anomalías en la densidad de diferentes tipos de rocas. Ejemplo: sedimentos no consolidados, areniscas, gemas, sal, calizas y otros. Es particularmente útil para localizar domos de sal asociados con la presencia de aceite.

Mediante el método sísmico, se establece la capacidad de las rocas para transmitir ondas acústicas. En rocas duras y compactas viajan más rápido que en rocas blandas. El mecanismo se basa en la creación de un campo artificial de ondas sísmicas mediante cargas explosivas. Cuando estos se reflejan o refractan, son localizados por detectores ubicados en la superficie.Detección de aceite

The Reconnaissance Survey en exploración

Aunque extremadamente caro, La perforación es el medio más seguro de encontrar la presencia de petróleo en un yacimiento.. La inversión en la explotación de hidrocarburos es muy alta y este procedimiento permite un criterio claro de abandono.

La perforación de pozos de reconocimiento profundo atraviesa la masa rocosa y penetra en los estratos subyacentes. Los resultados te permiten tomar decisiones. Por tanto, a pesar de su elevado coste, es la «forma segura» de determinar si se explota o no un campo.

Otros métodos utilizados

Muchos investigadores, en busca de formas alternativas de detectar hidrocarburos, han desarrollado estudios sobre las propiedades naturales de la Tierra. En 1929, en Francia, los hermanos Schlumberger utilizaron corriente eléctrica para medir las propiedades físicas de las rocas. De esta forma, obtuvieron perfiles eléctricos de pozos con mediciones de fluidos electrolíticos.

Otros métodos incluyen el análisis químico de muestras de suelo como una forma de detectar hidrocarburos. Los petrofísicos Goldschmidt y Eskola, a principios del siglo XX, establecieron los principios que facilitan la comprensión de la química del suelo. Identificaron las características comunes presentes en las rocas metamórficas.

Este tipo de análisis químico permite seleccionar sitios de interés donde se pueden realizar perforaciones para localizar hidrocarburos. Por otra parte, sus aplicaciones también son muy útiles para investigaciones geológicas a nivel de superficie.

Que implica la presencia de aceite

El petróleo y sus derivados son de vital importancia en nuestro modo de vida. Por tanto, como ciudadanos de estas sociedades modernas, tenemos que preocuparnos por saber qué implica su búsqueda y explotación. Tener una idea de estos procesos es una actitud responsable hacia los recursos no renovables de la humanidad.

.

Cómo se detecta la presencia de petróleo