salir con tu perro a la nieve

Foto del autor

By Tubazo

Filomena será un nombre que permanecerá en el imaginario colectivo español durante mucho tiempo. La borrasca de proporciones épicas que asoló España durante los primeros días de 2021 también será recordada por las mascotas. ¿Cómo salir con tu perro a la nieve? Una pregunta muy de moda esta temporada. Y es que más allá de las bajas temperaturas de cada invierno, las nevadas no suelen ser un tema del que en gran parte del territorio español tengas que preocuparte. Pero este año parece ser un poco diferente.

Eso sí, las consideraciones a tener en cuenta para pasar tiempo fuera de casa con un perro durante la época más fría del año, varían según las características de las mascotas. Muchas razas están diseñadas para soportar temperaturas de varios grados bajo cero.. Ejemplares que pueden atravesar territorios helados sin mayores dificultades. Incluso ayudando a los humanos a no exponerse más de lo necesario y no poner en riesgo su vida.

Pero otros perros no están preparados para estas condiciones.. Son razas típicas de ambientes cálidos, con poco pelo o sin un grueso pelaje musculoso. Este tipo de perros son los que requieren más atención especial.Perro en la nieve

Siempre será necesario salir

Excepto en escenarios realmente desfavorables, los perros deben salir de la casa todos los días, al menos una vez. Una regla inexorable para quienes viven en pisos pequeños y tienen que salir a la calle a hacer sus necesidades.

Pero no solo por necesidades fisiológicas. La actividad física diaria es un requisito insuperable para una mascota completamente sana, tanto física como emocionalmente.. No salir a caminar, aunque sea por breves periodos de tiempo, puede generar desequilibrios difíciles de superar.

Consideraciones basicas

Más allá de que se debe hacer un esfuerzo supremo para salir con tu perro a la nieve, lo mejor es hacerlo por cortos periodos de tiempo. Pretender pasar más de 15 minutos al aire libre, con temperaturas bajo cero, es irreal. Además, representa un riesgo para la salud, tanto para la mascota como para su dueño.

Tienes que realizar caminatas precisas, con actividades puntuales y rápidas, que implican algún desafío físico o mental. (Hay algunas excepciones: ejemplares muy jóvenes, ‘adultos mayores’ o con alguna afección que solo saldrán para ir al baño).

Cepillado frecuente

Los perros de pelo largo se adaptan mejor a este tipo de escenarios. El husky siberiano o el samoyedo son dos ejemplos clásicos de animales resistentes al hielo y la nieve. Para que su protección sea más eficiente, al hacer vida doméstica requieren que sus dueños los cepillen con frecuencia. Perro en la nieve

Los boxeadores y pitbulls son razas grandes y medianas. Sin embargo, su pelaje muy corto y fino los deja expuestos a bajas temperaturas. Más dramáticos los casos de Chihuahua y Pincher. Además de un pelaje casi inexistente, son pequeños y delgados. Este tipo de mascotas requieren abrigos especiales que les ayuden a mantener el calor corporal..

Deja que se muestre

Un chaleco fluorescente es otro accesorio necesario. No solo para protegerlo del frío, sino para que el animal esté siempre a la vista, tanto para sus dueños como para cualquier otra persona.

Durante las fuertes nevadas, aumentan los riesgos de mascotas callejeras. Lo mismo que los accidentes, debido a los pocos metros de visibilidad que tienen los conductores para advertir de cualquier obstáculo que tengan enfrente. Este tipo de ropa permite que el perro no pase desapercibido.

Prohibido comer nieve

La primera vez en la nieve es común que los perros quieran probarlo, descubre su sabor. Es importante evitar que se convierta en una constante. Desde la primera vez que se descubren, esta acción debe marcarse como prohibida.

El malestar estomacal que provoca vómitos es parte de los riesgos. Para reducir la tentación, es importante salir con tu perro a la nieve llevando suficiente agua para la mascota. Aunque no hace calor, el mismo ejercicio los deshidrata y ven en el hielo una forma de corregir esta situación.

Cuidado con las almohadillas

Las almohadillas para las patas ayudan a los perros a caminar sobre casi cualquier superficie sin problemas. Pero antes de exponerlos a la nieve, es importante verificar que estén en perfectas condiciones. Sin heridas abiertas o secas.

La vaselina es un excelente aliado para este punto de la anatomía canina. Ayuda a la hidratación, reduciendo el riesgo de grietas.. Asimismo, si se requiere la colocación de un zapato especial para proteger al animal, se facilita el proceso.

Tienes que salir con tu perro a la nieve

No solo tu perro debe estar preparado para soportar el frío. Los propietarios también deben abrigarse adecuadamente. El punto es disfrutar al máximo, pero sin riesgos para la salud de ninguno de los implicados.

.

salir con tu perro a la nieve