Cosas que hacer cuando te aburres y no tienes nada que hacer

Foto del autor

By Tubazo

Según la RAE, el aburrimiento es el «Fatiga del estado de ánimo original debido a la falta de estimulación o distracción, o molestias repetidas». Y es que este sentimiento es más común de lo que nos gustaría, sobre todo en momentos como el que estamos viviendo con una pandemia que ha cortado las interacciones sociales casi por completo y las opciones de diversión se han reducido considerablemente.

Aunque en estos tiempos podemos decir que lo tenemos todo a un clic, gracias a las nuevas tecnologías, internet o la distracción en casa con plataformas de pago para ver películas o series, Lo cierto es que esto puede llegar a cansarnos e incluso llenarnos de aburrimiento con el tiempo.Por eso siempre es bueno tener diferentes opciones para que el aburrimiento no nos invada y nos haga perder valiosas horas de nuestro día a día.

Lee un libro

Puede que sea una de las opciones más antiguas del mundo, pero lo cierto es que cada vez leemos menos, por un lado motivados por el día a día que no deja tiempo para nada y la llegada de las nuevas tecnologías a nuestras vidas.

La lectura es siempre una opción realmente productiva y podemos encontrar libros sobre casi todos los temas inimaginables. Es una de las actividades culturales que más puede aportarnos en el futuro, y es que la lectura siempre nos deja un poco de sabiduría, y por supuesto seremos capaces de combatir ese aburrimiento en el que nos encontramos.

Meditación

A veces podemos pensar que la meditación o el yoga son cosas aburridas y nada más lejos de la verdad. Con las posibilidades que nos brinda la red en este sentido podemos utilizarlas en nuestro beneficio para combatir el aburrimiento.

Desde nuestra propia casa podemos conectarnos con un centro budista para realizar meditaciones reales en vivo, o conectarnos con cientos de miles de videos que circulan en internet de profesionales capacitados para realizar una buena sesión de meditación, yoga o relajación. Nuestro cuerpo y mente se lo agradecerán en el futuro.

Deporte al aire libre

Una de las formas de diversión más utilizadas en este siglo XXI, por extraño que parezca, es acudir a los gimnasios. Ir al gimnasio no es solo una forma de ponerse en formaTambién es una actividad social que cada vez está más extendida en nuestro país.

El problema es que actualmente los gimnasios tienen dificultades para permanecer abiertos debido a las restricciones sociales que estamos viviendo debido a la pandemia de coronavirus. Entonces, si lo que queremos es seguir nuestro plan de entrenamiento, pero al aire libre, nada mejor que salir a correr o pasear.

Para que todo sea más entretenido y divertido, lo mejor es preparar nuestros auriculares y una buena lista de música que nos dará ganas de salir a correr en algún momento del día.

Organiza un viaje futuro

El aburrimiento se puede combatir de muchas formas. Si ahora mismo estamos inmersos en una época en la que las salidas a la calle son más limitadas, siempre podemos soñar con que la normalidad vuelva a nuestras vidas.

Una forma muy divertida de pasar el tiempo es organizar futuros viajes que queramos hacer una vez que podamos salir con cierta normalidad. Desde esos viajes de pocos días en un plan de escapada rápida, hasta esas vacaciones deseadas con mucho más tiempo.

Toma un mapa, piensa en los lugares que te gustaría visitar y comienza a hacer tu guía de viaje. Cuanto más te informes y aprendas sobre el país o lugar al que quieres ir, mejor. Y cuando llegue el día del viaje, todos tendréis más que atados.

Aprende algo nuevo

Los nuevos retos del día a día son siempre sinónimo de combatir el aburrimiento diario. Aprender una nueva tarea puede ser divertido, desafiante y, quién sabe, el comienzo de algo que puede llegar mucho más lejos.

Podemos desde matricularnos en cursos que nos interesen hasta seguir aprendiendo y especializándonos en materias que nos sirvan para nuestro trabajo o, si por el contrario queremos dejar el trabajo a un lado, siempre podemos aprender otras funciones como tocar un instrumento, pintar, escribir. o incluso conviértete en un experto en bricolaje casero.

Conviértete en un creador de videos

Con la llegada de las nuevas tecnologías, el componente audiovisual está más que presente en nuestro día a día. Si eres de los que le gusta probar cosas nuevas y te atreves con todo, ¿Por qué no convertirse en creador audiovisual?

Para ello no necesitamos grandes inversiones, lo normal es tener un teléfono móvil con cámara. Solo necesitaremos un trípode y, sobre todo, una idea de lo que queremos mostrarle al mundo.

Podemos pasar de hacer nuestros propios documentales caseros y aprender de los más grandes documentalistas, a crear nuestras propias historias de ficción. Aunque actualmente lo que más se lleva es abrir nuestro canal de YouTube y crear nuestros videos para una comunidad.

.

Cosas que hacer cuando te aburres y no tienes nada que hacer